menu
Nunca es tarde Nunca es tarde
</> shuffle
07 de Septiembre de 2011

He escrito no poco sobre lo que no me gusta del mundo actual y futuro de los videojuegos. Podría seguir e

He escrito no poco sobre lo que no me gusta del mundo actual y futuro de los videojuegos. Podría seguir escribiendo porque las compañías parecen empeñadas en darme razones para ello, pero también quiero escribir de las oportunidades que he encontrado en esta generación: la oportunidad de conocer y rememorar.

En esta generación se ha apostado fuerte por el juego en línea y la distribución de contenidos extra, pero también se ha apostado por traer de vuelta juegos de antaño. Hemos visto cómo las tiendas en línea de Xbox, Nintendo y PlayStation han ido incrementando su catálogo de juegos descargables con títulos de consolas de unos años atrás. En PlayStation podemos ver varios juegos del PSone (incluyendo antiguas exclusividades del mercado nipón), xbox 360 ofrece “on demand” productos de su antecesora y de otras consolas como atari 2600 en su llamada “game room” y en el 3DS estamos presenciando el relanzamiento de éxitos del Nintendo 64.

 

El relanzamiento de títulos pasados no sólo ha implicado ponerlos en las tiendas de las consolas. Hay casos donde los gráficos son ajustados para ser mostrados en HD, las bandas sonoras también son remozadas o si el juego se mantiene intacto, porque ahí radica su esencia (hermosos midis musicalizando nuestras pantallas pixealeadas), hay quienes lo dotan de cooperativo en línea o dan logros/trofeos o incluyen material extra. Un buen ejemplo de estas reediciones es “Metal Gear Solid HD Collection”  que konami traerá al ps3 y al xbox 360. Es probable que la mayoría hayan jugado esos títulos, pero existimos algunos que nunca lo hemos hecho.

En mi caso, yo fui muy ajeno a las consolas de SEGA y sus juegos, pero siempre he escuchado a muchas personas hablar con gran emoción de algunos títulos y por ello, cuando tuve la oportunidad, me compré la “Sonic's Ultimate Genesis Collection” (40 juegos más entrevistas con desarrolladores por el aproximado de 20 dólares) porque así conocería al erizo azul, “streets of rage” y “golden axe” II y III (más la sorpresa de “Altered Beast” que fue un juego al que le dediqué muchas sesiones en las maquinitas de la farmacia). Son varios los años que han pasado entre la publicación y mi tiempo para conocerlos, pero seguro que los gozaré.

 

Otras vertientes de las reediciones de juegos son aquellas que distribuye en paquete y, generalmente a precio reducido, más de un capítulo previo de cierta franquicia que tenga lanzamiento en fechas cercanas y las famosas ediciones GOTY (Game Of The Year). Puedo mencionar los casos de resistance y gears of war, que ven cómo se lanzan sus 2 primeros juegos (incluyendo el material extra) para fortalecer la campaña de su tercer título, y de las ediciones GOTY hay varias entre las se pueden mencionar a Little Big Planet y Uncharted 2 que a 40 dólares cada uno nos dan el juego original más una buena carga de agregados. Las ventas de PS3 parecen gozar de buena salud, seguro que esos nuevos poseedores de la consola de SONY están muy agradecidos con las compilaciones que están publicando pues a buen precio se harán de largas sesiones de buen juego.

Disfruto de los clásicos, pero creo que la reedición no debe ser pretexto para detener o retrasar la creación de nuevas franquicias (¿Tendrá algo que ver el intenso trabajo para “The Team Ico Collection” en el “retraso” y escasez de información de “The Last Guardian”?) o la continuación de sagas populares.

Apenas el sábado jugaba, con mis prim@s, Mortal Kombat 9. Al revisar el libro de arte que acompaña mi juego pudimos recordar esas intensas batallas en “Mortal 2”. Y bueno, la suerte parece estar de nuestro lado porque por los 10 dólares que cuesta Mortal Kombat Arcade Kollection nos podremos brindar la alegría de jugar los clásicos Mortal Kombat, Mortal Kombat 2 y Ultimate Mortal Kombat 3 (mi preferido). Larga vida a los juegos que nos han dado enormes satisfacciones y a sus reediciones con valor agregado.

 

Tengo vari@s sobrin@s y la verdad me emociona compartirles esos juegos que a sus padres y a mí nos formaron como videojugadores. Si aprendemos historia general, ¿por qué no incluir algo de historia de los videojuegos? ;-)

Que el juego sea con nosotros.

ToÑo

@cuauhtli17


Por: Yahaira Martinez Mejia



Relacionados
share